Hotel de altura

A pocos metros del increíble Machu Picchu, suspendido en el aire a 350 metros de altura, se encuentra el Skylodge Adventure Suites.

Cuatro cápsulas transparentes aferradas a la montaña componen las habitaciones de este hotel. Según explicó su diseñador, su sistema de tiendas de campaña colgante surge para que los alpinistas lo usen de noche sobre las paredes rocosas.

Ahora también se le ofrece a los viajeros sin habilidades escaladoras, la posibilidad de sentir lo que siente un alpinista al dormir en pleno muro montañoso.

Aunque llegar hasta las cápsulas no es una actividad para cualquiera. Requiere escalar y muchas ganas de aventura, una ruta que dura aproximadamente una hora con distintas vías para elegir: escalar por la vía ferrata o tirolina y escalar, siempre acompañado de profesionales.

Ya dentro de las cápsulas (que además están iluminadas con energía solar, baño privado y dormitorio) se permiten cuatro personas más un ayudante, tres son para descansar y una estilo servicio para la cena.

Desde su apertura en 2013, 3.500 viajeros han dormido en el Skylodge Adventure Suites, con una vista hacia el Valle Sagrado y las montañas de los Andes, el río Urubamba y el tren que lleva a Machu Picchu se ve pasar cada cierto tiempo.

Sus tarifas de reservación varían según el método para llegar a él, estimándose entre 400 dólares por persona o más, pero es un precio que se paga por la experiencia y donde el 95% de los reviews que tiene el hotel en Tripadvisor, muestra que vale la pena.  

Un alojamiento perfecto para la aventura.