Hoteles de alquiler vacacional

Anteriormente, los hoteles no buscaban participar en esta tendencia vacacional como lo es Airbnb, pues no lo consideraban parte de su estrategia de negocio, incluso era un modelo criticado y visto como desleal por parte de la competencia.

Esto está empezando a cambiar y cada vez son más los hoteles que participan en el alquiler de viviendas, casi siempre de lujo pero para ofrecer un servicio que mantiene todos los estándares del hotel. Esto ha generado comentarios positivos de las experiencias de los usuarios.

Se comprendió que son los mismos viajeros los que se dirigen de un sitio a otro, eligiendo alojamientos diferentes según cada ocasión sin importar el tipo de viajero que sea, una persona de negocios, un turista o un viaje de familia, las preferencias y opciones abundan y prefieren alquilar varias habitaciones de un vecindario que habitaciones de un hotel.

En España se encuentra Room Mate, ofrece hoteles boutique en pleno centro de las ciudades, y a su vez Be Mate, ofrece apartamentos turísticos que destacan estilo calidez y ubicación, sin contar con una característica fundamental, un conserje personal que atiende a los huéspedes y sus necesidades. Es disfrutar de las ventajas de un apartamento pero con servicios hoteleros. Los viajeros buscan más destinos y más opciones de alojamiento, y esto es a lo que apuestan los hoteleros, puesto que le ofrece mayor tranquilidad.

Si hablamos de Airbnb, no profundiza en la letra pequeña ni especifica si en la vivienda habrán, por ejemplo, otras personas haciendo uso del alojamiento. El alquiler de viviendas privadas se convirtió en una oportunidad excitante para la industria. Un check-in fácil, lugar limpio y alguien que solucione cualquier problema, esto busca el viajero y los hoteles son los genios en los estándares de hospitalidad.

Como contraataque, Airbnb lanza Airbnb Plus, 2.000 viviendas en 13 ciudades que ya han sido previamente inspeccionadas por la compañía, cumpliendo con más de 100 requisitos, desde wifi hasta agua aceptable. Igualmente nombraron 400.000 superhosts, con altas calificaciones generales, anfitriones con más de 10 visitas al año y sin cancelación de reserva.

Aun así estar dentro de este mercado del alquiler vacacional no está exento de riesgos para la industria hotelera. Tampoco se está claro cómo expandir mejor el negocio ni hacerlo más rentable  y es probablemente muy completo administrar la seguridad, calidad y limpieza de miles de alojamientos.

A pesar de eso no cabe duda de que los hoteles deberán adaptarse a él, pues es un servicio cada vez más pedido por el viajero.

 

Fuente: tecnohotelnews.com